Crónica de una herida abierta.

Publicado: 6 mayo, 2014 en Sin categoría

El pasado día cinco  de abril, se cumplían dos años de la muerte de Iñigo Cabacas debido al impacto de  una pelota de goma tras la finalización del partido que enfrentó al Athletic contra el Shalke 04 y que acabó con la victoria rojiblanca. Los aficionados celebraban el triunfo en los bares de los alrededores del  estadio  cuando, tras varias peleas de gente externa a la celebración, llegaron  varias patrullas de la   Ertzaintza (la policía del País Vasco) al lugar de los hechos. 

En este momento, la policía comunica a la comisaría que donde se está celebrando el triunfo del partido ya no hay peleas y que habían sucedido 15 minutos antes de que llegara la primera patrulla al lugar de los hechos. Pese a esto, desde la comisaría dan la orden de cargar contra la gente que allí se encontraba, y aunque más tarde la policía vuelve a comunicar que ya no hay incidentes pero se vuelve a insistir para que se cargue. Muchas de las personas que estaban allí fueron a hablar con los Ertzaintzas para decirles que allí no estaba ocurriendo nada, y que se calmaran, y lo único que recibieron fueron porrazos por parte de la policía.

En medio de esta carga policial, Iñigo Cabacas, que se encontraba celebrando el triunfo de su equipo, resulta herido  tras ser alcanzado por  una pelota de goma.  Mientras sus amigos le asistían, la Ertzaintza seguía disparando. Los policías pidieron asistencia sanitaria pero  no les dejaban entrar a la plaza donde se encontraba Iñigo.

Iñigo, fallecía unos días más tarde  por una fractura craneal con importantes lesiones cerebrales debido al estallido de la pelota de goma.

Días más tarde  comparece el consejero de interior y el director de la  Ertzaintza ante el parlamento Vasco para dar su versión sobre lo sucedido, tanto los testigos como las conversaciones de la Ertzaintza demuestran que las peleas por la que  habían llamado varios ciudadanos a la policía ya habían pasado cuando llegó  allí la Ertzaintza  y que las personas que habían participado en la pelea ya no estaban en el lugar de los hechos.  La Ertzaintza abre un expediente de investigación y lo cierra en el mismo día, sin nombrar a ningún culpable y sin la dimisión de ningún miembro de la Ertzaintza  , pero no sólo no se nombra a ningún culpable, sino que el responsable de la Ertzaintza en ese momento ha sido contratado por otra policía valorando su currículum y sin que esto suponga ningún tipo de problema en su carrera.

Paradójicamente, unos días antes de este hecho la comisión europea obligaba a que en España la policía prescindiera del uso de pelotas de goma como método antidisturbios por considerarlo “excesivamente peligroso”. Sin embargo, la utilización de estos métodos antidisturbios no han cesado.

Cabe decir, que las pelotas de goma no sólo han causado la muerte de Iñigo Cabacas también han causado lesiones a 23 personas desde 1990.

¡NO a la impunidad de estos delitos!

Andrea Rodríguez de la Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s