¿Dónde quedan las bases del Trabajo Social?

Publicado: 15 mayo, 2014 en Sin categoría

Hace unos días leí una noticia cuyo titular decía “Trabajadores sociales contratados por un fondo investigan a personas con aviso de desahucio”. Según denuncia la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, los supuestos trabajadores sociales, que se hacen llamar mediadores sociales, se dedican a sacar fotos del estado de la casa y copias de la documentación personal de la persona afectada. Le hacen creer que lo que quieren es encontrar una solución, pero al final lo que persiguen es entrometerse en la vida personal de estas personas y “dar a conocer cómo está la vivienda por dentro para preparar el día del desahucio o para agilizar la entrada de un nuevo inquilino”.

En primer lugar, habría que corroborar que de verdad son trabajadores sociales dado que no hay ninguna prueba de ello. No obstante, si esto fuera cierto, chocaría directamente con las bases del Trabajo Social. ¿Qué es el Trabajo Social? La Federación Internacional de Trabajadores Sociales (FITS) lo define como la disciplina que tiene por objeto la intervención social ante las necesidades sociales para promover el cambio, la resolución de los problemas en las relaciones humanas y el fortalecimiento y la libertad de la sociedad para incrementar el bienestar, mediante la utilización de teorías sobre el comportamiento humano y los sistemas sociales y aplicando la metodología específica en la que se integra el Trabajo Social de caso, grupo y comunidad. Los principios de los derechos humanos y la justicia social son fundamentales para el Trabajo Social. En contra de tal definición nos encontramos con que estos supuestos trabajadores sociales trabajan para un fondo privado (que además se dedica a especular con viviendas públicas) y no para el bienestar social del individuo, atentando contra sus derechos. ¿Qué es el Código Deontológico por el que se rige la profesión? El Código Deontológico, aprobado en 2012 por la Asamblea General de Colegios Oficiales de Diplomados en Trabajo Social y Asistentes Sociales, es un código en el cual encontramos los principios básicos y generales en relación a la ética de la profesión, así como los derechos y deberes fundamentales del profesional y del usuario. Como ejemplo de estos principios tenemos el respeto, la igualdad, la libertad, la confidencialidad y la autodeterminación; los cuales se ven vulnerados por parte de estos “mediadores sociales”. Todo acto profesional del trabajador social debería estar regido por las bases de dicho Código.

No son pocas las veces que vemos infravalorada la profesión, a raíz de comentarios como que los trabajadores sociales “son meros gestores de recursos”, “se dedican solo al papeleo”, “se limitan a dar ayudas o ni eso”, pero lo cierto es que después de leer noticias como esta no resulta nada sorprendente. Si realmente estas personas, contratadas por fondos privados, son trabajadores sociales y tienen el descaro de actuar como están actuando, nos encontramos ante una señal de alarma para todos aquellos que se dedican o nos queremos dedicar al Trabajo Social en su autenticidad. Quizá debamos preguntarnos si, en términos generales, la profesión está siendo ejercida según los principios antes señalados y, por tanto, qué nos corresponde a nosotros promover.

 

Vega Luján Paz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s